Author: angel // Category:
PLAGIANDO VOY, PLAGIANDO VENGO (Y III)

Hoy os voy a presentar canciones no escritas por mi, pero que me gustaron tanto que las hice casi mías.

DOS AMORCITOS
Esta canción la cantaba una amiga mía, llamada Eva, cuando éramos pequeños. No sé donde la escuchó, o si la escribió ella o qué, pero me impactó al instante y la adapté al Rap. La base sería lenta y triste, con una melodía melancólica de piano.

Eran dos amorcitos que se querían ya hacía dos meses.
Ella le amaba, ella le amaba.
El un truhán que la engañaba.
Por su cumpleaños la regaló
un precioso anillo de gran valor.
¿Qué te pasa, Dani, que estás tan triste?.
Lo que a mi me pasa ya te lo dije.
Que no veo a Sandra más que a las otras.
Que no veo a Sandra, la más hermosa.
Aquella noche había estrellas.
¡Mamá, me salgo, que quiero verlas!.
¡No, hija mía, que estás malita
y el frío de la noche te perjudica!.
A la mañana salió el entierro.
Dani estaba fuera, se metió dentro.
Amargamente saco su retrato
y amargamente cantó este relato:
¡Oh, Sandra mía, oh, Sandra mía,
Yo no pensé que de amor mororías!.
Al día siguiente, se oyó un disparo,
y una voz decía. ¡Yo me voy contigo!.
¡Oh, Sandra mía, oh, Sandra mía,
yo no pensé que de amor morirías!.

SHE'S BROKEN TU CORAZÓN PARTÍO
Esta canción fue una poesía que escribió otra amiga mía, Ana. Ella la escribió hablando sobre los chicos y con otro título. Yo la adapté a mi manera y la puse otro título. Su ritmo sería de Hip-Hop con un toque de guitarra española.

Pero que se han creído que son.
Entran y salen de nuestra vida sin más razón.
La miras, te mira,
la sonríes, te sonríe.
Cuchichea con sus amigas, mientras tú la miras la marca del pantalón,
sin pensar otra cosa que es un bombón.
Por fin, el día de la presentación.
Mil horas eligiendo ropa y arreglándote un montón.
Os presentan, os dejan solos, se enrolla contigo, alucinas un montón.
La acompañas a su casa y allí un beso de los que causan sensación.
Al día siguiente, es que es un putón, no hay otra explicación.
Además de contigo está con otros dos.
Tú te haces el valiente ante esta situación,
y sin quererlo armas un gran follón,
y cuando llegas a tu casa lloras de dolor.
Lloras y lloras inundadndo tu habitación,
y reflexionando llegas a esta conclusión:
¡Que zorras las tías. La que no es putón es un callo del copón!.

LA MIERDA QUE TE METES
Esta poesía la escribió mi hermana. Me gustó tanto cuando la leí que no pude evitar transcribirla en mi cuaderno. Mi hermana cuando se enteró se cabreó un poco, pero no llegó a más. El ritmo sería un Gansta Rap triste y duro, ya que el tema y la historia lo merecen.

Una noche mágica de luces y fiesta.
La cabeza te da vueltas y no sabes donde te encuentras.
Corres entre la gente, gritas su nombre, pero no lo encuentras, se ha ido de ti,
de tus brazos, de tu cuerpo. Te sientes como alguien sin dueño, sin un sentido para vivir.
Ese sentido se ha escapado
y a tu suerte te ha dejado.
No tienes escapatoria, es tu final,
y sabes que poco a poco tu corazón va a fallar.
Ves, antes te reías de la gente.
Siempre estaban con el rollo de siempre.
No seguían tus movidas ni tus juergas
y decías que eran unas marionetas cortadas todas por el mismo patrón,
pero en realidad eras tú el que el que estabas cortado por ese patrón
y creías que tus colegas molaban un montón,
eran de lo mejor.
Pero lo único que querían era matarte,
poco a poco, y de tu alma adueñarse.
Tenerte como un zombi, de aquí para allá,
para todo aquello que pudieran desear.
Te engatusaban con su mierda
y con eso te compraban, hasta que al final te diste cuenta,
pero era tarde, estabas podrido.
Esa mierda por dentro te había comido.
Fue adueñándose de ti, de tu cuerpo
y poco a poco fue adueñándose de tu cerebro.
Con pinta de azúcar en polvo era gracioso,
pero sus efectos eran aún más poderosos.
Cada vez que te metías una raya de eso,
sentías que una espiral taladraba tu cerebro,
pero luego sus efectos no eran tan malos,
porque en una nube te creías que estabas flotando,
pero lo único que hacía era estar alucinando,
y poco a poco tu tumba ibas cavando,
y cada vez, poco a poco, más cerca del abismo ibas estando.
Hasta que un día tu vida pegó un tumbo en un instante
y una chica preciosa te pasó por delante.
Ella te apreciaba y la robaste el corazón
y su compañía era para ti como la luz del sol.
Ella te ayudó a salir de este infierno
y poco a poco feliz te fuiste volviendo.
Pero sin tomar esa mierda se vive muy bien
y ahora piensas en como pudiste en eso caer.
Con lo feliz que eras, pues lo tenías todo.
No tenías ningún motivo para meterte en ese embrollo.

Esto es todo de momento. See you.

1 Response to " "

sirena Says :
11:00 p. m.

Hola buscando esa cancion por internet he econtrado tu blog.Esa cancion la escuche yo tambien de pequeña a una amiga y nos tiabamos horas cantandola.Solo que algunas palbaras cambian,en lugar de triste es callado,en lugar de perjudica,debilita.Me hubiera gustado escucharla al piano la verdad.
Un saludo.

Publicar un comentario